Saturday, April 16, 2011

Kohei Yoshiyuki y el vouyerismo sexual de los 70's


Ver.
Ver más.
Ver más allá.
Ver en la obscuridad.
Ver lo que no debemos ver.
Ver lo que parece ser que es.



Caminando por las calles me gusta detenerme a ver hacia adentro de las casas, departamentos y oficinas que mantienen la ventana abierta. Son como sets de producción reales. Es una realidad a la cual le agrego una ficción a mi antojo. Depende de los objetos que vea, de las personas que aparecen y las acciones que llevan a cabo. Mi mente vuela y comienzo a inventar historias. Es como un guiñol instantáneo.

La cotideaneidad de un "hijo de vecino" se puede convertir en un mundo mágico/trágico con personajes fabulosos con los cuales quizá me desilusionaría o sorprendería al conocerlos personalmente. Pero que mejor cuando están realizando actos íntimos "a ventana abierta". Muchos lo hacemos "sin querer queriendo" otros con toda la intención de atrapar las miradas de extraños.


Por cada exhibicionista existe un vouyerista. Y yo "pago por ver". Sinembargo, en el Tokyo de los 70's muchos japoneses quizá no tenían la disposición económica para pagar unas horas el "Love Hotel" (un cinco letras, un Motel) y se iban a los parques a consumar sus necesidades sexuales. Estos actos "ilicitos" e "ilegales" eran el "noche a noche" de los parajes de Shinjuku... y el cuerpo de trabajo del fotógrafo vouyeur Kohei Yoshiyuki quien durante cuatro meses acudió a estos parques para habituarse en este submundillo y lograr capturar momentos siniestramente hermosos.

Quitarle el velo a lo escondido y lo prohibido para mostrar una imagen encriptada en ese entonces era muy avant-garde. Y ahora con la revolución mediática no existe gran misterio... y cualquera se convierte en vouyeur instantaneo... para muestra presionas un botón.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home