Sunday, July 30, 2006

Lady in the Water


A dos años de haber mostrado La Aldea (2004), M. Night Shymalan, el joven director Hindú que en 1999 capturó la atención de los estudios Hollywoodenses con la multipremiada película El Sexto Sentido, está perdiendo momentum.

Lady in the Water (2006), su séptimo filme, cuenta la historia de Cleaveland Heep (Paul Giamatti), un hombre viudo que en sus rondas de superintendente descubre a una extraña joven nadando en la alberca del multifamiliar en donde él que trabaja. Al hacer contacto con ella, se desencadenan una serie de situaciones verdaderamente chuscas -que no tenían la intención de serlo- y la presentación de unos personajes secundarios estereotipados y politicamente correctos. Juntos, el superintendente y los inqulinos tratan de decifrar el misterio de Story (Bryce Dallas Howard) la pálida y mojada adolescente que necesita de su ayuda para sobrevivir y regresar a su mundo submarino. El resto, es una elaborada historia que por intentar ser original peca de barroca y redundante.

En estos tiempos en los cuales se glorifica al actor “indie”, Shymalan cambió a Bruce Willis y a Mel Gibson por el calvo y poco atractivo Paul Giamatti. Sustituyó a los primeros extraterrestres de Señales (2002) ( que parecían muchachitos en Noche de Brujas vistiendo el último disfraz disponible en el supermercado) por un perro con piel de zacate y unos simios digitales de baja calidad.Pero esto no fue suficiente, ya que en Lady in the Water Shymalan actúa en el filme caracterizando a un escritor prodigioso que predica con sabiduria.

Por otro lado, para todos aquellos que presientan que Lady in the Water es una historia de amor platónico, cabe mencionar que Shymalan siempre ha mostrado tensión sexual, pero está pasa a segundo plano puesto que los personajes en cuestión están interesado en combatir el mal. Quizá Shymalan nos quiera mostrar que no existe el altruismo puro, ya que con en sus historias pasadas, el héroe tiene un secreto escondido, una culpa que expiar o una pena que le urge desahogar y esa es razón por la cual se siente obligado a ayudar, defender y decifrar misterios.

Esperemos que Lady in the Water sea la “señal” para Shymalan busque un guionista y aprenda a no desaprovechar sus herramientas. Es evidente que no se percata del potencial de los actores y el crew. Ni el peso de Paul Giamatti ni la experiencia del cinefotógrafo Christopher Doyle pudieron rescatar esta desangelada leyenda.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home