Monday, February 19, 2007

Entrevista a Janet Cardiff

Durante más de diez años, la canadiense Janet Cardiff y su compañero Georges Bures-Miller se han dedicado a producir un nuevo formato artístico: paseos auditivos. La idea surgió accidentalmente, mientras la artista caminaba en un cementerio en Banff, Alberta y grababa una descripción del lugar en audio. Al rebobinar la cinta y regresar al lugar donde inicio el recorrido se percato del poder de su voz y así surgió Forrest Walk, su primer paseo. Su obra suele ser mostrada como instalación, performance o arte situacional (site-specific). La experiencia del espectador es comparada con la del cine corpóreo: una abrumadora inmersión física creada con las bandas sonoras reproducidas a traves de un discman o mp3 player. El resultado es una fiel reproducción tridimensional de sonido que se desarrolla mientras caminas. Cardiff crea paseos basados en procesos narrativos editando audio como si fuera un collage, lo cual forza al espectador a interactuar y a entrar a su mundo.


D.- Cuándo estabas en la universidad, alguna vez pensaste que te ibas a desarrollar en el arte auditivo?
J.- No. Georges (Bures Miller) y yo nos conocímos estudiando arte. El estudiaba pintura y yo serigrafía. Al principio conectamos como amigos artistas ya que trabajábamos juntos en proyectos multidisciplinarios en los cuales él terminaba grabando el audio. En ese entonces nos jutábamos para trabajar pero cada quien seguía haciendo lo suyo. George continuaba pintando y esculpiendo y yo seguía con la serigrafía pero de un momento para otro comenzamos a hacer proyectos en equipo con más frecuencia y así surgieron los paseos auditivos.

D.- Tu obra no es tradicional ya que el público interactua de manera distinta. Tampoco es barata porque trabajas en el sito en donde vas a mostrarla y no se vende como un cuadro o una escultura. De qué otras maneras obtienes ingresos?
J.- Hace 15 años (cuando nadie compraba mi obra), trabajaba como profesora de arte en varias universidades de Canadá. Así fue como me hice del costoso equipo que utilizo para hacer los paseos auditivos. Después, varios museos me empezaron a buscar para comisionarme y fue así como dejé de enseñar para dedicarme por completo a producir obra.

D.- Y cuándo fue eso?
J.- Desde 1999 y estoy muy contenta!

D.- Has vendido paseos auditivos a coleccionistas privados?
J.- Sí, he vendido un par de paseos que hice para sus casas de campo, ya que tienen más espacio para caminar pero casi núnca hago esto. Tiene que ser un lugar excepcional. Hace poco me contactó un coleccionista de San Francisco que tiene viñedos en el valle de Sonoma y yo siempre he querido trabajar en un lugar así, pero generalmente no hago piezas chicas para casas o coleccionistas. Mi galerista vende mi obra más que nada a museos.
D.-Entonces eres mucho más democrática y compartida en cuanto a tu arte...
J.- Aún quiero hacer instalaciones pequeñas, pero como artista prefiero que muchos disfruten mi obra y no sólo una élite.A parte los paseos de audio/video llevan tiempo en producir. Si le dedico de cuatro a seis meses a un proyecto para una persona no estoy siendo efectiva con el uso del tiempo. (A Georges y a mi) Nos gusta variarle, estar en el estudio moviéndole a las máquinas y haciendo trabajo que se muestra en museos. Queremos que mucha gente conozca e interactúe con nuestra obra.

D.- Tengo la impresión de que tus papás te contaban cuentos antes de dormir. Siempre te ha gustado contar historias?
J.- No recuerdo que mis papás me contáran cuentos, pero si era una ávida lectora desde chica y a mi mamá también le gustaba mucho leer. Yo siempre he disfrutado la lectura.

D.- Qué leías de chica?
J.- Me gustaban los cuentos de hadas y después me empezaron a interesar los cuentos históricos como el de El Rey Arturo y sus Caballeros. También disfrutaba mucho los libros de aventuras, de niños y niñas en el campo.

D.- Y qué lees ahora?
J.- Estoy leyendo sobre la música y el cerébro. Acabo de terminar el libro Neuroscience: How Your Brain Understands Music escrito por Constance Holden y estuvo difícil de leer. Ahora estoy leyendo This is Your Brain on Music: The Science of a Human Obssesion por Daniel J.Levitin. Siempre tengo tengo un par de libros de ciencia ficción a un lado y también estoy leyendo un libro de Stephen King que se llama On Writing: a Memoir of the Craft. De hecho, te estoy hablando desde mi habitación, sentada a un lado de la cama viendo mi mesa de noche.

D.- Estas leyendo muchos libros!
J.- Es como los paseos de audio, alimentan diferentes partes del cerebro. Como la manera en la que generas pensamientos y toman distintas direcciones todo el tiempo. A veces quieres leer más teoría y a veces se te antoja la ficción pop.

Es como surfear! Con razón estamos enamorados del Internet!

D.- Resaltando el hecho de que muchos críticos han descrito tu trabajo con términos como " cinema corporal" y tú confirmas la influencia del cine en tu obra The Paradise Institute (Bienal de Venecia), en que grado has sido influenciada por el séptimo arte?

J.- A mi me gusta mucho ver cine. No me gustan las películas de Hollywood por que son muy simples y manipuladoras aunque existen excepciones. Hace un par de noches Georges y yo vimos Magnolia (Paul Thomas Anderson) y se me hizo muy buena. Por lo general vemos cine que está dirigido a las personas pensantes. Me gusta ver películas que tienen más filo, que son interesantes por su narrativa visual y literaria.

D.- En el libro The Walk Book, comentas que te interesa "sacudir" (desconcertar) a la gente que interactua con tu obra. Consideras que tu obra es melancólica?

J.- Creo que mi obra se ha tornado un tanto melancólica por que reflexiono mucho sobre el pasado. Uno de mis escritores favoritos es Virginia Wolf. Me gusta la manera en que piensa sobre el pasado y su forma de escribir sobre este es toda una inspiración para mi, pero pienso que -en los paseos- a veces hablo sobre cosas tristes por que quiero conectar emocionalmente con la gente. Por ejemplo cuando estaba en Nueva York haciendo la investigación para producir el paseo de Central Park titulado Her Long Black Hair (2005) me enteré que cuando estaban construyendo el parque aún existía la esclavitud. Para mi, la idea de que se estaba trayendo esta estética Europea para hacer un lugar hermoso para que los ricos y la gente pensante y educada paseara es algo irreconciliable. Por eso intergré en el paseo una voz de un afro americano contando la historia de un esclavo que caminaba por el parque en esos tiempos. La idea de que todo ese tiempo la esclavitud existió a pesar de que había gente "moderna" y educada es una reflexión que afecta al público a un nivel emocional. Son cosas que quiero hacer y no necesariamente me gusta ser trágica , pero sí estoy interesada en la comlejidad de nuestras emociones.

D.- Enfocándonos más al aspecto técnico, tengo curiosidad en saber si siempre usas zapatos de tacón para grabar tus pasos.
J.- (rié traviesa). Así es! Tengo unos zapatos especiales que me gusta usar. Ya los he utilizado mucho y por eso me compré otro par hace poco. Es muy importante que mis pisadas se escuchen, le da una conección física a la persona que está haciendo el paseo.

D.- Has escuchado radionovelas?
J.- No, núnca. Sin embargo, anoche fuí a ver la nueva película de Guy Maddin The Brand Upon the Brain! en la cual muestra una película muda y un grupo de personas que hacen efectos de audio en vivo.

D.- Yo estaba a punto de preguntarte si habías visto esta película por que tu trabajo es muy similar.

J.- Estuvo fantástico, increíble. Me encanta Isabella Rosellini. En cuanto a los efectos especiales de audio, creo que se me ocurrió cuando nos pusimos a grabar pero núnca he escuchado una radionovela.

D. - Así como los personajes de tus historias ocupan espacio físico, alguna vez has pensado en incorporar olores prefabricados en tus paseos?
J.- Creo que estoy más iinteresada en que la gente distinga los diferentes olores que están en el lugar donde se está llevando a cabo el paseo. En mi narración siempre lo menciono pues los olores muchas veces son parte de una memoria.

* Viernes 16 de Febrero 2007 (Llamada telefónica NY-Berlín) a publicarse en La Tempestad en su número de Marzo.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home